Que sea contigo

LoveStory

Hay quien busca y no encuentra, y quien encuentra sin buscar. El caso de Silvia y Pablo fue algo más particular. Él, nervioso por hacerlo bien en su primera clase de prueba en el gym donde empezaría a trabajar. Ella, con la tranquilidad de quien espera en la sala a que llegue el monitor para hacer una clase más de abdominales. Ninguno de los dos hubiera imaginado que ese día cualquiera sería el primero de todo lo que el futuro tenía preparado para ellos. El gimnasio fue el escenario en el que Silvia y Pablo se encontraron y se empezaron a conocer, y donde siempre hallaban una excusa útil para estirar al máximo el tiempo que pasaban juntos.

Pablo fue la nueva incorporación al grupo de amigos de Silvia que se hacía llamar “Los 4 fantásticos”; un grupo que con la llegada de Pablo se transformó en “Los 5 elementos”. Mientras la amistad entre “Los 5 elementos” crecía día a día, la relación de Silvia y Pablo avanzaba tímidamente en paralelo a pasos agigantados. Pronto ambos se dieron cuenta de que aquella bonita amistad era ya mucho más que eso. Tras miles de mensajes, de sorpresas y de momentos inesperados, un 10 de abril en el lugar exacto que marcan las coordenadas que ambos llevan hoy tatuadas en sus brazos, decidieron oficializar lo que ya era innegable.

LoveStory

Los primeros meses de relación dieron paso a los primeros meses de convivencia y durante estos últimos, Pablo preparó la sorpresa más grande de las que hasta el momento le había dado a Silvia. Tenía claro que era con ella con quien quería estar y se lo iba a decir alto, claro y a ritmo de rap en la boda de unos amigos. Pablo dedicó varios meses a preparar en un estudio de grabación su propia versión de una de sus canciones de rap favoritas: “Lo que nunca te dije” de Dante. Pablo le dijo a Silvia lo que todavía no le había dicho hasta el momento y lo hizo en medio de un salón ante 170 personas. Y al acabar el rap, se arrodilló y le mostró el esperado anillo.

Silvia y Pablo querían que el día de su boda los invitados hicieran un viaje a lo largo de su relación y ese viaje sólo podía ser de nuevo a ritmo de rap. Los versos que ponen ritmo a su Love Story son un recorrido que parte de su primer día en aquella clase de gym hasta el momento en que ambos preparaban juntos el que sería su nuevo hogar tras la boda. Unas nuevas coordenadas donde seguir sumando juntos infinitas primeras veces.


Entre rimas y cajas, os presentamos la historia de Silvia y Pablo.

SILVIA + PABLO .:. QUE SEA CONTIGO    

¿Qué os parece el vídeo Love Story para explicar a los invitados a la boda
lo que os ha llevado hasta ese día?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: