La Sabata lleva reparando, cosiendo y tiñendo zapatos desde hace más de 30 años en Sant Cugat. Conocida por la simpatía y cercanía de sus trabajadores, La Sabata hace que el trabajo artesanal sea aun más gratificante.