En la larga lista de cosas impredecibles de la vida, el amor ocupa un lugar destacado. No sabemos si llegará y si lo hace, desconocemos cuándo, cómo, y con quién. Así fue para Yolanda y Xavi que se conocían desde hacía años, estudiaban en el mismo colegio y formaban parte del mismo grupo de amigos. Se conocían tanto y desde hacía tanto tiempo que nunca pensaron en que algo más fuera posible. Pero la chispa saltó y poco a poco han ido tejiendo una relación de amor basada en la amistad en la que han encontrado espacio para ser ellos mismos compartiendo las pequeñas cosas de la vida que más les gustan.