El 1 de octubre es una fecha importante y Anna y Marc quisieron recordárselo a los invitados a su boda de una manera especial: un paseo por el bosque junto a Shon, el precioso Golden Retriever de la pareja, la preparación de las originales y dulces invitaciones a la boda y un momento de relax frente a la chimenea de su casa en la montaña disfrutando de un chocolate a la taza… Un Save the date con un mensaje claro: ¡la historia continúa!