Hay muchas maneras de diseñar una boda. Laura y Xavi decidieron hacerlo siendo fieles a sus gustos y preferencias. Organizaron su gran día sin perder de vista su identidad y todos los que compartimos ese día con ellos, percibimos esa intención en cada uno de los detalles que cuidadosamente prepararon. Plasmaron su personalidad en cada rincón y no hubo espacio para rígidos protocolos ni modas y tendencias que no hablaban de ellos. Tanto su boda civil como su boda simbólica destacaron por ser originales y divertidas a la vez que muy emotivas gracias a todos los speeches de familiares y amigos.